Quien a zombie mata a zombie muere

DEAD_WORLD._LA_LTIMA_SIESTA

Deadworld: la última siesta (Gary Reed, Gary Francis y Mark Bloodworth). Tyrannosaurus Books, 2014. Rústica. 108 págs. B/N. 13,50 €

Los ciclos son un elemento inherente a la cultura popular, especialmente en lo que concierne a los géneros temáticos. En el campo del horror es algo más que notable. Si a alguien le parecen absurdas las modas relacionadas con la ropa o los maquillajes, no puede más que encontrar la misma sensación con el terror. A principios de los noventa del siglo pasado, los serial killers sobrenaturales fueron perdiendo fuelle poco a poco hasta que los serial killers sin más tomaron su lugar. De este modo, Freddy Krueger daba paso a Ghostface sin que nadie se inmutara demasiado. Actualmente, parece que el horror sobrenatural más gótico, lleno de casas encantadas, está viviendo su pequeño reinado, con lo que sólo queda ver cuanto tiempo aguantarán las casas embruajdas y las muñecas con inclinaciones demoniacas.

Como es lógico, estas modas no son absolutas y no tienen problemas con cohabitar junto a otras, así que mientras en el cine de finales de siglo se apostaba por la cacería del adolescente sin visos de sobrenaturalidad, en el cómic reinaba un terror recargado tanto en la puesta en escena como en su estética, con vampiros y más seres misteriosos llenos de glamour, decadencia y poder. Pero como todo cambia, toda la pomposidad se vio reventada la llegada de los zombies, más bien su retorno, quienes cogieron todo ese saber estar y lo pasaron por una trilladora. Ahora la norma no era una rosa blanca manchada de sangre, sino un charco de barro y sangre, cartuchos de escopeta reciclados y un poncho hecho con una manta. Pareciera que Robert Kirkman hubiera inventado la pólvora, pero para nada fue así, ya que antes que él no eran pocos lo que habían mantenido encendida la mecha de los muertos vivientes, algunos durante casi 20 años, como es el caso de Gary Reed y su saga Deadworld.

Aunque Gary Reed ha escrito desde 1987 más de 50 números de Deadworld, contando tres volúmenes, varias miniseries y alguna que otra novela gráfica, no es hasta ahora que la serie ha llegado a nuestro país con la publicación de Deadworld: la última siesta, una novela gráfica independiente, escrita por Gary Reed y Gary Francis y dibujada por Mark Bloodworth que permite al lector introducirse en el universo postapocalíptico imaginado por Gary Reed. En Deadworld: la última siesta no nos encontramos con los primeros días de un despertar zombie, sino en un futuro cercano lo suficientemente alejado como para que la sociedad humana pueda haberse reorganizado mínimamente, es decir, conseguir fortificar algunas ciudades para vivir de espaldas a los muertos vivientes. En el caso de la obra que nos compete, toda la acción tiene lugar en la ciudad de Juarez, en México, donde como no podía ser de otra forma, un cartel de la droga se ha hecho con el poder, pasando de narcotraficantes a gestores públicos.

Deadworld_La_ltima_Siesta_Gary_Reed_Gary_Francis_Mark_Bloodworth_2_

La brutalidad ordenada de esta Juarez post-zombies chocará de frente con dos personajes muy diferentes: Raga, un asesino vagabundo que vive en el desierto; y el Rey Zombie, un muerto viviente consciente capaz de controlar al resto de los cadáveres reanimados. Ambos personajes llegarán a Juarez en busca de algo, y como es lógico sus caminos terminarán cruzándose para desgracia de todos los habitantes de la ciudad. Aparentemente Raga y el Rey Zombie son dos personajes muy parecidos, hombres de acción incapaces de recibir órdenes, aunque mientras Raga es el arquetipo de antihéroe más violento y callado, su contrapartida zombie es un cínico de buen humor. Es curioso como casi toda la carga humanista recae sobre el Rey Zombie, pues mientras los vivos luchan y mueren de forma directa, el monarca de los no muertos es más proclive a dejarse llevar por sus pasiones y caprichos, convirtiéndose en el personaje más humano de todo el cómic. Es fácil entender porque Raga hace lo que hace, pero es aún más sencillo empatizar con el Rey Zombie. Quizás en su intención de hacer de Raga un personaje de acción pura, Gary Reed y Gary Francis han terminado devorándolo, narrativamente hablando, con el Rey Zombie, protagonista de las mejores escenas del cómic.

Quién busque en Deadworld: la última siesta la típica historia de supervivencia que mezcle consejos para sobrevivir al fin del mundo junto con una violencia cruda y emocional quizás deberían leer otros cómics. Ahora bien, quien quiera acción pura y dura en un ambiente lleno de sangre y explosiones tiene en el cómic de Gary Reed, Gary Frances y Mark Bloodworth un tesoro a descubrir, un universo donde todo puede haber colapsado pero siguen existiendo héroes one-liners capaces de acabar con un batallón con un cuchillo. Deadworld: la última siesta es ante todo diversión pura y dura, descarnada y sin miedo por entretener. Sin duda una gran entrada para un universo en el que merece la pena excavar en busca de más historias de supervivientes y el Rey Zombie.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s