Spain is pain #193: Ikea, dios de la muerte.

ikea3

Ikea Dream Makers (Cristian Robles) DeHavilland, 2014. Rústica, 48 págs. B/N 9,50€

La idea de la planificación y el orden extremos puede ser algo tan apaciguador como desasosegador. Sin embargo, lo extremamente medido esconde detrás una especie de infierno personal en el que la apariencia se convierte en una especie de dictadura social que va más allá de cómo vamos vestidos o como socializamos, que llega a nuestras casas en forma de muebles que transmiten una especie de karma inquietante. Eso es en forma y fondo Ikea, una marca con un posicionamiento en el mercado que ha sido capaz de hacernos sentir especiales por el hecho de tener un mueble con un nombre impronunciable que previamente hemos ido a cazar a su almacén a la vez que millones de ciudadanos en todo el mundo.

Creo que todos somos más o menos conscientes de la alienación que se siente al ir a comprar productos de este tipo marcas ¿tiene algún sentido todo esto? Sinceramente creo que no. Simplificar aquellos actos que casi por fuerza tenemos que hacer nos lleva a ir a estos sitios sin el más mínimo sentido del pudor o de la vergüenza por compartir una especie de pseudo filosofía zen-nordica. Ikea Dream Makers redunda en alguna de esas ideas en las que la principal es la de evitar la exclusión a toda costa.

Cristian Robles nos pone enfrente a Caleb, un tipo que aparece en un cubículo desnudo, en el que solo vemos una pared de ladrillos y un respiradero. La cuestión es que ese respiradero es una ventana a una especie de paraíso, aunque en principio Caleb solo lo percibe como una forma de escapar de ese receptáculo hasta que las funciones primarias empiezan a dictarle el ritmo de su vida. Más adelante descubre otro respiradero que le lleva a conocer una mujer perfecta e ideal, que no es más que el mero reflejo de esa pseudo perfección planificada que nos vende Ikea.

ikea2

Eso sería la primera parte de la historia, la segunda responde una pregunta ¿Cómo se crea un “paraíso” a partir de plástico y madera conglomerada? La respuesta es más o menos sencilla: a través del infierno de miles de personas. Esta traslación nos lleva a una parte del relato de carácter surrealista en el que el nihilismo de Ikea, aquí transformado en un personaje físico que está a medio camino de un Santa Claus esclavista que tiene a cientos de elfos trabajando como esclavos, una marca de ropa que se nutre de niños esclavos para tejer la ropa con la que nos vestiremos en occidente y Odín (o Wotan)  dios central de las mitologías nórdicas, también de la sabiduría, la guerra y la muerte.

Ikea Dream Makers convierte ese ideal en un infierno posmoderno en el que predomina una estética “cute bizarre” en el que el diseño de personajes juega en favor de la desmitificación de los espacios idealizados creados por la empresa nórdica, en otras palabras: ese orden, la organización, los espacios preconstruidos son tan vacíos como en el que Caleb inicia su maldición surrealista. En esencia el relato de Cristian Robles es una historia que despierta una sonrisa pero que narra con todo tipo de detalles el absoluto horror que se esconde tras esa visión de una vida diseñada al milímetro. Esta obra es una de las sorpresas del año por lo inesperado, efectivo y lo completo de su narrativa y su estética. Pero sobre todo por convertir un relato fantástico-surrealista sobre la perversión del capitalismo en una denuncia sobre las formas de vida preconstruidas.

@Mr_Miquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

2 comentarios en “Spain is pain #193: Ikea, dios de la muerte.

  1. Pingback: Spain is Pain #213: Mondo raro. | El lector bicefalo

  2. Pingback: Spain is pain #266: Bunny in da hauz. | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s