Verano en el pueblo

manabe portada

Manabé Shima (Florent Chavouet). Salamandra Graphic, 2014. Rústica con solapas. 144 págs. Color. 25 €

El concepto de documental es como mínimo problemático, ya que entran en juego términos tan mal definidos como realidad o verdad, términos que desde el propio origen de la filosofía se han mostrado al menos esquivos. Pero por si esto fuera poco, la postmodernidad se ha empeñado con todas sus fuerzas en destrozar el propio concepto de realidad, llegando algunos autores como Baudrillard o Zizek a defender la inexistencia objetiva de la realidad, algo que se dice pronto. Hemos alcanzado tal punto que algunos, simplemente para desterrar el problema, han optado por utilizar el término de no-ficción en lugar de documental, pero claro, sin terminar de explicar qué significa en concreto una obra de no-ficción. Aunque si tuviéramos que tomar algún partido, me gustaría pensar que existen tanto la ficción como el documental, existiendo además la posibilidad de hibridar ambos conceptos en diversos medios y diferentes grados.

En este sentido, Josep M. Català Domènech habla largo y tendido sobre el documental y sus límites en su ensayo El murmullo de las imágenes, donde el cómic tiene un papel considerable. Català defiende la teoría, aceptada por muchos, de que el documental actual ha virado desde sus orígenes. Anteriormente el documentalista, normalmente el camarógrafo, buscaba registrar la realidad externa a través de la imagen mecánica mimética. Hoy en día, el documental sigue existiendo, pero no son pocos los autores que lo realizan desde el interior, haciendo de la subjetividad un valor positivo. Así que el cómic se convierte en un excelente medio para desarrollar el documental, pues el autor utiliza tanto la palabra como la imagen, creada por él, para llevarnos hasta lo más profunda de sus tesis. Esto es precisamente lo que encontramos en Manabé Shima, un documental en cómic realizado por el francés Florent Chavouet durante los dos meses que pasó en la isla que da nombre a su obra.

Aunque desde un punto de vista reduccionista Manabé Shima podría parecer simplemente un cuaderno de viaje, Florent Chavouet realiza muchísimo más, encontrándonos con una obra tan compleja que vira desde el slice of life más indie hasta el documental etnográfico de los sesenta. Es obvio que Florent Chavouet no ha intentado en ningún momento realizar un estudio minucioso de Manabé y sus habitantes, no hay un orden explicativo en el discurso que nos vaya suministrando información sobre la isla, desde lo más general hasta lo más concreto. Por contra, el autor se sumerge en el pequeño cosmos de la comunidad de forma gradual y tranquila, creando relaciones con los diversos vecinos hasta el punto de convertirse en un habitante más de la isla. Lejos del dilema sobre si la observación modifica el objeto de estudio, Florent Chavouet se descalza y entra hasta la cocina, se divierte y sufre con los vecinos participando de forma activa en todas sus actividades, convirtiéndose en un elemento activador. Manabé Shima puede entenderse al mismo tiempo como un documental sobre la vida en una pequeña isla del Mar Interior en Japón, como un estudio de la relación de dicha comunidad ante la presencia de un elemento extraño, el cual no es otro que un artista francés que no tiene donde caerse muerto.

manabe pag

Pero afortunadamente, Florent Chavouet no es un documentalista científico, con lo que la estancia en Manabé no se nos presenta como un estudio enciclopédico de la isla, siendo más bien una alegre conversación de sobremesa. Florent Chavouet se vale ante todo del humor, un humor fresco y puro basado únicamente en las relaciones y su visión de las mismas. El autor tiene una mirada tan irónica como infantil, la cual le permite enfrentarse a la realidad, y trasmitírnosla a nosotros, de una forma fresca y vitalista, hasta el punto de convertir su estancia en la isla en una novela picaresca llena de ternura. Evidentemente, esta visión del mundo se traduce en la representación de las personas, pues todos están retratados a través de una óptica humanística, de modo que los buenos son enternecedores y los antipáticos son personas entrañables de las que Florent Chavouet siempre tiene algo positivo, o al menos cómico, que contar.

Todo este discurso, puramente humanista, está reflejado en el dibujo de Florent Chavouet. Pareciera que el autor utiliza Manabé Shima para defender la validez del documental interior, pues su dibujo, que varía desde el naturalismo más académico hasta el cartoon más desenfadado, está siempre al servicio de su discurso. El talento de Florent Chavouet está fuera de toda duda, tanto en su acabado técnico, sólo hay que prestar atención a su dominio de la perspectiva; como en su capacidad de plasmar sentimientos en los rostros, consiguiendo que todos los habitantes de Manabé Shima estén llenos de vida y transmitan emociones con sus gestos y miradas. Simplemente hojear las páginas de la obra nos permite entrar en un mundo ajeno y lleno de belleza, algo que se ve aumentado cuando leemos con tranquilidad sus páginas, momento en el que Florent Chavouet nos muestra de la mano las maravillas de la isla: desde la belleza de los peces de sus costas hasta la algarabía de las fiestas de sus vecinos. Manabé Shima es un cómic documental que lo pone muy difícil para no ser disfrutado, siendo casi imposible terminar su lectura sin una enorme sonrisa en el rostro y unas ganas tremendas de comer tako en el gori-gori de Honmura.

@bartofg
@lectorbicefalo

Anuncios

2 comentarios en “Verano en el pueblo

  1. Pingback: Lo mejor del 2014 allende las fronteras | El lector bicefalo

  2. Pingback: La verdad del átomo | El lector bicefalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s