Patriota exiliado

los-surcos-del-azar

Los surcos del azar (Paco Roca). Astiberri, 2013. Cartoné. 17 x 24cm.  328 págs. Color. 25€

En Salamanca se encuentra el Archivo General de la Guerra Civil Española, centro que he visitado dos veces en mi vida. La primera cuando pasé un año estudiando un máster en la Universidad Pontificia y la segunda cuando visité la ciudad en un viaje rumbo a Cantabria y el País Vasco. Para quien no lo conozca, la zona abierta al público se divide en una exposición permanente y una itinerante. En la primera visita me encontré con una exhibición de juguetes bélicos y en la segunda con un compendio de cartas y dibujos realizados por niños víctimas de la guerra. La exposición permanente está dedicada a la masonería, incluyendo la recreación de una logia. Ni el más mínimo rastro de algo que tuviera que ver con la Guerra Civil Española. Hasta cierto punto el elemento masón me pareció un chiste, pues al margen de misterios y conspiranoicos, la masonería no es más que una excusa, ideada por el Dictador Francisco Franco y sus herederos, para que ciertos elementos indeseables subyugaran a todo un país durante cuarenta años.

¿Pero que se puede esperar de un país como España? En la mayoría de las dictaduras, por no decir todas, el ejército ocupa un papel clave para el control del pueblo, ejerciendo con eficacia la disciplina del miedo, algo que termina provocando que la sociedad rechace completamente a sus fuerzas armadas. Algo que en nuestro país va más lejos, hasta el punto que buena parte de la sociedad llevó el rechazo a los símbolos al extremo, desarrollando repulsa hasta por el propio concepto de patria. Los nacionales no ganaron sólo el control político, también se apoderaron de España, dejando millones de apátridas hasta nuestros propios días, nacidos en España que no se sienten españoles. Aunque tomar esta postura puede parecer la más combativa ante los rescoldos, aún calientes, de la dictadura, lo cierto es que más que eso es un insulto hacia los que perdieron la Guerra Civil, quienes murieron durante el conflicto, las represalias posteriores o en el exilio, por una España mejor, más libre. En el bando legítimo de la República, una amalgama desde republicanos moderados hasta anarquistas radicales, no luchaban contra España, luchaban por su España. Y precisamente sobre esto versa la obra Los surcos del azar de Paco Roca, un cómic sobre héroes de guerra españoles que expulsados por el fascismo en su país lucharon contra el mismo en dos continentes durante la Segunda Guerra Mundial, con la idea siempre de volver a España, de volver a instaurar un régimen de libertad y justicia.

La idea que da forma a Los surcos del azar es una falsa reconstrucción periodística, donde el propio Paco Roca recrea la vida de Miguel, un español exiliado en Francia que tras abandonar España tras la Guerra Civil dará tumbos por el norte de África y Europa, para terminar formando parte de la división que liberó París, compuesta en su mayoría por antiguos soldados republicanos. Para dar mayor verosimilitud a su relato, Paco Roca emplea una estructura en paralelo, compaginando su propia entrevista con el veterano de guerra, con la recreación de sus hazañas. Esta dualidad personaliza a Miguel, ya que ambas mitades van dando forma a una única personalidad, el héroe de acción y el veterano enfermo, una única unidad que en diferentes momentos acentúa diversos aspectos de su personalidad. Para enriquecer aún más su apuesta formal, Paco Roca juega con el color pero de forma contraria a lo esperable, apagando el presente, convirtiéndolo en recuerdo, y coloreando el pasado, llenándolo de vida y dándole una carga mucho más espectacular. Propuesta que casa perfectamente con lo expuesto, pues no es lo mismo asistir a una batalla de carros acorazados que escuchar a un anciano sentado en su sillón favorito.

los-surcos-del-azar-03

El funcionamiento de Los surcos del azar es tan perfecto que pudiera parecer que Paco Roca a construido un reloj de cuco en lugar de un cómic, ya que el ritmo se adapta perfectamente a cada situación, creando una fluidez que muy difícilmente puede no derivar en leer toda la obra de un único tirón, atraídos magnéticamente por su estructura de hierro. Pero no se puede reducir el trabajo a la ingeniería, pues lo que verdaderamente ata al lector es el proceso sentimental, esos caminos del corazón y el azar que llevan a un idealista a no rendirse, a suspirar con hacer del mundo, y de su país un lugar mejor. A lo largo del cómic no encontraremos sólo momentos de pura épica, sino también pequeñas y grandes situaciones que con el sentimentalismo mejor construido son capaces de enternecer a cualquiera al extremo. En España no estamos muy acostumbrados al patriotismo, que indudablemente se suele relacionar con el fascismo, representados con ejemplos tan claros como la película Raza, pero precisamente lo que hace Paco Roca es reclamar ese patriotismo y arrancar de las garras del fascismo la marca España. La historia de Miguel daría cabida a diversas películas de acción, ya sea su periodo en un campo de concentración en África, así como su posterior campaña en el continente contra Rommel; o su formación en Inglaterra y el cruce del norte de Francia hasta liberar la capital. Miguel cambia varias veces de ejército, ya sea por burocracia o por deserción, pero mantiene siempre sus ideales, aplastar al fascismo y liberar España.

Paco Roca repite a lo largo de Los surcos del azar la idea de que la labor de los hombres y mujeres como Miguel no debe de ser olvidada, personas que engancharon la derrota de la Guerra Civil Española con la Segunda Guerra Mundial, soldados universales al servicio de la libertad y la justicia más allá de toda bandera pero sin olvidar sus orígenes. Pues esto es lo que ha conseguido precisamente Paco Roca, el mejor instrumento para hacer conscientes a los españoles actuales de que la historia es más complicada de lo que nos quisieron vender, para que no olvidemos jamás que nosotros también tenemos héroes de los que estar orgullosos.

@bartofg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s