Dentro de los cuentos.

los turistas rui diaz portada

Los turistas (Rui Díaz y Ana Sender) El Verano del Cohete, 2013. Rústica con solapas, 15×20 cm. 112 pág. B/N 14€

Historias dentro de historias, cajas chinas y puestas en abismos; la utilización de espejos en los cuentos es algo tan viejo como las propias narraciones, pero a la vez algo tan moderno e inherente a las formas en las que en la actualidad entendemos tanto la creación y recepción de la ficción, tanto los relatos clásicos y populares como los contemporáneos. De manera que la hipertextualidad, la remezcla, la recontextualización y la oralidad secundaria serán los límites que acotan el terreno de los cuentos, o de aquellas historias que adoptan los aspectos formales de estos.

Esos parámetros pueden implicar cierto background cultural por parte del lector, aunque invirtiendo esa idea puede ser un punto de inicio para que los más jóvenes empiecen a investigar por su cuenta en esto de la narrativa. Lo cual implica casi de manera definitiva que estos relatos están orientados a un público mayoritariamente adulto aunque estos relatos estén escritos para todos los públicos. Esto da cierta ventaja al narrador, aunque quizás más bien sea una percepción que tenemos como lectores, permitiéndole hacer pasar calamidades a los niños que protagonizan estas historias, algo que la corrección política ha ido sesgando para peor la reescritura de estas historias.

En este vértice pasado/presente en el trato hacia la infancia y el tratamiento de los textos tanto en la recepción como la creación esta Los turistas (El verano del cohete, 2013) de Rui Díaz e ilustrado por Ana Sender, libro que cuyo primer párrafo finaliza con un enigmático: “Nadie podía llegar hasta nosotros y nosotros no podíamos llegar hasta nadie. Sin embargo, el Monstruo podía llegar a todas partes”

niños_lobo

Si bien con ese principio se plantea como un relato de género. A medida que va avanzando se va quitando de encima ciertos arquetipos de género aunque mantiene cierta estructura, por no hablar del espacio en el que se desarrolla la acción. Otro aspecto con el que rompe a través del terror es la utilización de la rutina como desencadenante de las acciones. Rutinas que se van perdiendo o reduciendo al tiempo que los chicos son atacados y van perdiendo posibilidades de sobrevivir.

En ese contexto aparecen los cuentos no solo para apaciguarlos, es la única arma que tiene el único adulto que aparece en el libro, sino que son una advertencia para los menores. Unos niños que en un principio que son reacios a rebelarse a la norma con tal de mantener un mínimo estatus de calidad de vida que poco a poco se convierte en paupérrimo.

Los Turistas es un buen relato de género, a la vez que una buena historia para los más jóvenes en el que se `pone de manifiesto el valor de los cuentos, aunque muchos  no lo consideraran como tal, en la literatura contemporánea. Un cuento, o no, que abre muchas puertas en cuanto al tratamiento de los géneros, el valor de la ficción en la sociedad y el uso de la infancia en estas. Un buen relato tanto para aquellos que son lectores curtidos, como para aquellos que están empezando.

@MrMiquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s