Spain is pain #177: Después de la muerte.

laluz

La luz (Antonio Seijas). Edicions de Ponent, 2014. Rústica con solapas. 21 x 29,70cm. 88 págs Color 20€

Hay dos situaciones narrativas en la que la descripción de los espacios, los personajes y las reglas del mundo convencional suelen quebrarse: los sueños y la vida tras la muerte. Si el primero suele ser un “lugar” en el que se suele dar libertad a lo estético y se puede jugar a doblar las narrativas convencionales. Sin embargo, los relatos que se desarrollan post-mortem están labrados por lo general con cierta apariencia sobria y temáticamente giran en torno a los remordimientos, y a partir de ahí dependiendo del autor se pueden acotar terrenos más o menos espirituales.

En La luz (De Ponent, 2014) de Antonio Seijas se dibuja un espacio post-mortem que transita entre las dos situaciones mencionadas anteriormente, y aunque se decanta más por la segunda no desprecia utilizar las herramientas de la primera como elemento más narrativo que estético. El autor nos explica la caída en desgracia de una familia que poco a poco se va marchitando y desapareciendo, todo a causa de la incapacidad de algunos de ellos a la hora de manifestar sus sentimientos. Esa reunificación es tras la muerte de algunos de ellos justo antes de que el padre del protagonista vaya a morir.

Todo ello gira en torno a un no-lugar, un faro, como esencia de la luz y de la guía que supone este tipo de edificación para los barcos que andan perdidos, eso implica lo inexorable de la muerte como fin a una vida. De ahí que esa reunión sea solo una excusa para explicarnos el camino que han recorrido dichas vidas y saber los motivos que les han llevado a cada uno de los miembros de la familia a ese estado de eterna melancolía incluso después de morir.

laluz (1)

Ese viaje será aprovechado por el autor para investigar a través de diferentes estéticas cada una vinculada a una figura diferente de las cartas del tarot que el abuelo regala a su nieto. Otra vez un elemento que marca y denota la importancia de la lectura del pasado para encontrar las respuestas del futuro. La utilización de las cartas juega con la idea del texto dentro del texto como una puesta en abismo que genera como mínimo dos espacios de narración. Uno en el que se desarrolla la reunión familiar, y otro en el que se nos explican historias concernientes con la vida y la muerte.

La luz es en esencia un relato melancólico sobre la vida de un grupo de personas y sobre la inevitabilidad de la muerte omnipresente en la vida de todos ellos como el momento que los ha marcado y al que estaban destinados. Sin embargo, se echa en falta un poco más de dureza en el tratamiento del relato, algo de unidad narrativa entre los diferentes segmentos y un poco más de unidad estética en el dibujo. Por lo demás una buena historia que es capaz de llegar a todos.

@MrMiquelpg

@lectorbicefalo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s